LA NATACACIÓN COMO MÉTODO PARA BAJAR DE PESO:

A lo largo de nuestra vida nos han dicho que la natación es la disciplina más completa en lo que a deporte se refiere, y nos han dicho que sirve para bajar de peso. Lo que no sabemos es que va mas allá de solo bajar de peso, la natación combinado con un buen plan alimenticio, nos puede dar el ingrediente perfecto para lograr la figura deseada

.

Ventajas que te da la natación para tu cuerpo
Sabemos que la natación como ya lo hemos mencionado, es un deporte muy completo, que involucra además del sistema cardiovascular también pone en movimiento múltiples músculos y haciendo de este deporte un hábito, podemos obtener grandes ventajas para nuestro cuerpo y así lograr la forma más efectiva para bajar de peso.
La natación es ideal si deseas bajar de peso rápido ya que el entrenamiento en el agua aligera nuestro cuerpo, haciendo más fácil el trabajo para nuestras articulaciones ya que este ejercicio es de muy bajo impacto, entonces, si tienes sobrepeso, ejercitarte en el agua te ayudará a prevenir infinidad de lesiones.
Por ello, para perder peso, la natación es de gran ayuda, ya que este favorece la quema de grasas y a su vez también contribuye a tonificar músculos, lo cual ayuda a prevenir la flacidez por la brusca pérdida de peso.
Y una ventaja más: podemos realizarlo todos los días y en cualquier época del año, pues la piscina está disponible para nosotros tanto en meses de calor como en temporada de mucho frío con piscinas aclimatadas para el ambiente y asi poder ponerte en forma sin excusas.

Como podemos usar la natación para perder peso:
Para deshacernos de los kilos de más, necesitamos que dicho entrenamiento reúna algunas condiciones:
Entrenamiento de moderada intensidad, es decir, a un 60-70% de tu frecuencia cardíaca máxima, y así mediante el ejercicio perder grasa mientras sudas, ya que en el agua pierdes calorías, con lo cual quemas grasas, al igual que en los otros deportes, más el sudor no se nota debido a que se diluye con el agua.
La idea es ir mejorando cada día, de principiante, lo que quiere decir nadar al menos 25 metros y descansar, a llegar a nadar mas de 1000 metros sin detenerte, ya que de esta manera que entrenas en alta intensidad y capacidad para tu cuerpo, la perdida de grasa se hace cada vez mayor.
Hay que tener una hidratación adecuada aunque debas descansar cada tanto para beber líquido, pues el agua es indispensable para quemar grasas y si estás así sea un poco deshidratado, el proceso no será igual de efectivo.
Debes dejar de comer hasta pasada la hora tras el entrenamiento porque así puedes adelgazar más rápido y de forma mas efectiva, ya que continuas quemando grasa un tiempo después que dejas de moverte. Y recuerda siempre, que sí la calidad de la dieta y la cantidad es la adecuada, podrás olvidarte de los kilos demás.
Aquello que siempre hay que tomar en cuenta es que, sin pena no hay gloria. Y que debes ser regular en el entrenamiento y así puedes conseguir resultados en el tiempo que verdaderamente sean notorios. No hace falta entrenar a diario, aunque así sería más efectivo, pero al menos dos o tres veces a la semana por un largo período de tiempo, y así verás que una vida saludable vale la pena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *